Seleccionar página

Dibujo sobre vidrio

Transparencias, reflejos y tramas mezclándose con fondos. El vidrio nos da millones de posibilidades. 

Una de las cosas que mas me gusta de este estilo es que se puede llevar a cualquier soporte y tamaño, lo que nos permite experimentar y buscar resultados de todo tipo.

En el vidrio es aún mas grande el abanico de posibilidades, porque entran en juego también las luces, los fondos y los reflejos que se generan. Todo lo que ande por ahí cerca se vuelve parte del diseño. 

La primera foto es en Alabama, una marca de ambos estampados que buscaba que su vidriera transmita la misma originalidad que sus productos.
La próxima foto es de un espacio que me encantaba “Casa Franzi”, donde di los primeros workshops de Zentangle. Tenía una terraza divina, desbordada de plantas. Mientras pintaba la ventana nos volvíamos locas tratando de sacar una foto donde el reflejo no nos pase por encima, hasta que nos dimos cuenta que el reflejo de las plantas acompañaban al diseño y así quedo.

Una de las cosas que mas disfruto del vidrio es como se desliza el marcador cuando dibujás, es una sensación genial porque le da una fluidez a los trazos que me encannnta y sin perder la definición de la línea.

Hay varias marcas que tienen marcadores para vidrio, es una tendencia que esta creciendo y el mercado se va adaptando. Mis preferidos son los marcadores UNI POSCA por dos motivos: funcionan sobre muchísimas superficies aparte del vidrio y tienen una paleta de colores increíble. La tinta es al agua, podes usarlos y borrar con un trapo húmedo. Si queres hacer algo permanente sobre vidrio, existe otra línea que se llama UNI PAINT, con tinta a base de aceite y resistente al agua.
En su página podes ver sus múltiples usos y recomendaciones, se las dejo acá para que chusmeen. No tienen venta directa al público, se consiguen únicamente en librerías. Si por tu barrio no hay, podes comprar online en Tienda Mucha, una librería online con envíos a todo el país.  

Estos marquitos son los que dibujamos en los workshops. Miden 25x25 cm, un tamaño fácil de maniobrar e ideal para decorar, ocupa el espacio justo.
Para participar del workshop no hace falta saber dibujar, trabajamos con una base de un diseño que les llevo y vos elegís si copiarlo tal cual o si te animás a interenirlo con tus propias ideas. El marquito te lo llevas terminado.
También aprendemos mucho mas sobre los distintos materiales y posibilidades, y vemos una introducción al método Zentangle. Si tenes ganas de hacerlo, el 1ro de Septiembre hago uno en Palermo, acá esta toda la info.

Espero que te haya gustado! En las historias destacadas de mi cuenta de Instagram, hay una que se llama “Sobre vidrio” donde muestro todos los trabajos que hice 🙂  podes pasar por ahí cuando quieras para buscar inspiración!

Puntadas creativas

Sigo descubriendo nuevas maneras de aplicar el Zentangle en diferentes superficies! Creo que el único límite que tiene es nuestra propia creatividad. Mientras mas experimentamos, mas descubrimos. 
Una vez que tenemos nuestro dibujo, podemos plasmarlo en cualquier lado!
Hace rato que me viene llamando la atencion las puntadas de Gaby, entren a su Instagram para chequear lo que hace en Las Magnolias Bordado o a su página de Facebook.
Me encanta como rompelos limites del bordado clásico y se anima a jugar con nuevos materiales, parece que las imágenes se escapan del mundo bidimensional y cobran vida con las texturas y brillos.
Estos bordados de Gaby no hacen mas que recordarme el proceso creativo del Zentangle, donde la intuición nos guía para ir rompiendo barreras y dejándonos llevar por nuestra creatividad.

No nos íbamos a quedar con las ganas de cruzar nuestras ideas, asi que le di un dibujo mío para que haga lo que ella sabe, y miren como esta quedando…

Creo que lo que Gaby hace con hilos y lentejuelas se puede traducir en lenguajes de todo tipo, cualquier material que tengamos a mano nos sirve para experimentar! 

Las manos en la masa

Hace casi un año empecé clases de cerámica. De chiquita había ido un par de años a clases y lo extrañé siempre, trabajar con mis manos me encanta y necesitaba un espacio para hacer algo para mi.

Estas son algunas de las cosas que hice en este tiempo, me estoy equipando la casa de a poquito..

Llegue por recomendación al taller “Flora cerámica” esperando encontrarme con Flor, pero la profe se llama Meli y tiene unos rulos geniales.

Me atrapo: ella y toda su paciencia, el lugar, las plantas, la paz que se respira, las bellezas que creamos entre todas y el grupo de gente linda que hay alrededor.

Este grupo de gente linda tiene un grupo en Facebook. Hace un rato Meli propuso compartir imágenes que nos inspiren… como si me costara distraerme con algo antes de irme a dormir. Llevo media hora buscando imágenes en Pinterest y otra media hora escribiendo sobre lo que (literalmente) me despertó.

Me puse bastante exigente en la selección de mis imágenes, después de juntar como 15 tuve que empezar a descartar y a pensar en qué me gustaba de cada una. Después de analizarlas bien, me quedé con estas 6.

Me di cuenta que nunca escribí sobre las formas que encuentro en cualquier parte y mi cabeza transforma en tramas, ni sobre la tensión que me transmiten los contrastes de color, ni lo increíble que me resulta ver un collage e imaginarme el camino que hizo esa persona para llegar a emparentar universos tan distintos.

Les recomiendo que busquen sus 5 imágenes inspiradoras. A mi me paso que en la búsqueda encontré un montón de ideas que YA quiero empezar a hacer. Y el rejunte de imágenes que arme seguramente termine en cuadritos.

Gracias Meli por el disparador y por tus fantástico taller!

Acá les dejo el link de su página de Facebook e Instagram, en sus InstaStories podes espíar las clases 😉
FaceboookInstagram

¡Chau gran año!

Se termina un año gigante. Con sus cositas, claro, pero con un balance sin dudas positivo. Pase un año entero dibujando y viviendo de eso.

Hace unos días sentí que me faltaba algo y haciendo cuentas me avivé que llevaba 3 días sin dibujar. Hasta que retomé pasaron 5 días y esa fue la pausa más grande del año. No es que lleve la cuenta, es una realidad: me quedo quieta unos minutos y ya encuentro algo para dibujar, inevitable.

Desde que tengo memoria paso fin de año colapsada por laburo, por entregas de la facu, por exámenes, por ferias, por lo que me vaya tocando. Bueno, este año me relajé. Me parece que un año tan lleno y tan productivo podía terminar panza arriba. Bueno, exagero… pero “tranquilo” aplica.

El 2017 me vió poniendo un broche de oro a uno de los desafíos mas grandes de mi vida: el viaje a Rhode Island para asistir al seminario de Zentangle ( el puesto nro 1 es para el título de DG). ¿Qué mas podía pedir? Y sin embargo, el resto del año no dejó de sorprenderme.

Ya tengo mi listita de cosas a mejorar en el 2018, entre ellas darle mas bola a este blog y empezar a compartir tutoriales e ideas para devolverles a quienes me leen, un poquito del empuje que me dan.

Gracias por eso,

¡espero que arranquen un año lleno de creatividad, de animarse a cosas nuevas y de amor!

Aprendé Zentangle

Dibujar con el método Zentangle es dibujar libremente sin pensar si lo que estamos haciendo esta bien o mal, al igual que cuando haces esos garabatos en tu agenda, en los apuntes de la facu, o en cualquier papelito que ande por ahí cerca mientras hablas por teléfono.

Es dificil poner atención en dos cosas a la vez. Cuando hablamos por teléfono toda nuestra atención está en la conversación, en ese tema que estamos charlando, y ahí es cuando la mano descubre una vía libre y empieza a garabatear aprovechando que no hay nadie vigilando si las líneas le salieron derechitas, simplemente hace lo que tiene ganas.

Para sentir la libertad de poder dibujar lo que nos salga, aveces es necesario que otra cosa acapare toda nuestra atención. Pero no creas que esta es la única manera de que fluya la creatividad…

Lo que el método Zentangle te propone es que dibujes libremente de forma consciente, que te animes a equivocarte y a llenar una hoja de formas imperfectas. Repitiendo incontables veces cada uno de esos dibujos es como creamos los patrones: esas tramas que van cubriendo nuestros diseños. En la repetición, los detalles se pierden de vista, por eso no importa la prolijidad ni la exactitud en las líneas.

Lo importante es sentir esa libertad de poder dibujar sin autocrítica, y los resultados siempre te sorprenden 

Click aquí para conocer fechas y contenidos de los Cursos de Zentangle

Inscribite y recibí
uno de mis dibujos ¡gratis!

¡Sumate al Newsletter! Recibí novedades y
promos exclusivas para lectores, y un dibujo de yapa.

¡Gracias! No te olvides de chequear tu casilla.