Seleccionar página

Las terrazas tienen un “nosequé”, es sabido. Mi terraza preferida es la de Agus, una amiga de toda mi vida, ahí las tardes-noches de verano son todo un plan y ni hablar cuando tenés un tema que te está quemando el cerebro y querés tomarte mil mates hasta encontrarle la vuelta.
Yo venía amargada porque mi emprendimiento no me estaba haciendo tan feliz. Siempre veía en Pinterest un montón de imágenes con cosas que yo quería ser o hacer y no me animaba, le mostré a Agus unos dibujos que me encantaban, el diálogo fue algo así..

Agus: Me encantan, ¿por qué no dibujas algo así? Yo ploteo una pared entera de mi casa.
Vic: Estas loca.. ¿sabes el tiempo que me puede llevar? Después qué hago con eso? No hay relación entre el tiempo que me tome y lo que pueda cobrar…
Agus: Vos tranquilamente podrías hacer algo así… ¡Ponete a dibujar Vicky!

Mi cabeza quedó carburando… llegué a casa y me puse a dibujar. No pensé en Pinterest, no pensé en cuánto tiempo me podía llevar, no pensé en las paredes de Agus, ni en lo que podía cobrarlo. Lo único que tenía en la cabeza, era la formita que le seguía a la línea, que le seguía al triángulo, que le salía una plumita, que tenía un circulito, con mas líneas llenas de formitas, etc, etc, etc. Es hipnótico, ¿no?.

Este es el primer dibujo que hice (en esta parte de mi vida). Ni siquiera me sorprendí al verlo terminado… ¡había salido tan natural! Lo que me sorprendió fué darme cuenta que estaba poniendo el foco en cualquier lado: en lo que me servía, lo que me rendía económicamente, lo que me convenía. Era tan simple como trillado: hacé lo que te gusta. Dejar de pensar y ponerme a hacer, fue lo mas acertado.

Fui orgullosa a mostrarle a Agus el dibujo que había salido después de esa catarsis y me tentó con la idea de estampar almohadones. Soy tan inquieta que al toque me puse a investigar cómo hacer almohadones y un tiempo después lance una marca de almohadones estampados con mis diseños.
De a poco me fui volcando mucho mas a la ilustración, la producción de almohadones me superó y se me abrieron muchas puertas con los cursos, nunca se sabe para donde te llevan los proyectos pero la clave para mi es siempre pegarme a lo que disfruto.

Me parece muuuy importante rodearse de personas como Agus, que te creen capaz, te empujan, te dan confianza y casi que te obligan a encontrar tu camino, pero mas importante aún es animarse 🙂 

Esto que ven acá, es el principio del mi camino dibujando.
¿Te gustaría arrancar el tuyo? Animate, entrá acá y aprovechá la Preventa del Curso Online.