Seleccionar página

Si queres dibujar y no sabes por dónde empezar, te voy a contar algunas cosas que pueden servirte…

Busca inspiración

Sirve mucho ver dibujos de otros artistas, siempre y cuando lo uses para inspirarte y no para compararte. Cada mano es única, por lo que perseguir los resultados de otros puede ser frustrante. Es mejor darle lugar a tus propios trazos y descubrir los truquitos y manías de tu proceso creativo.

Sacar una idea de otro dibujo puede ser un buen comienzo, seguramente te vayas apropiando de a poco de las líneas y el resultado sea totalmente distinto, porque estas descubriendo tu propio estilo!

Pasos cortos y firmes

Estos dibujos siempre tienen mucho detalle, llevan mucho tiempo. Por eso esta bueno que los primeros los hagas en hojas chicas, para poder terminarlos en un tiempo moderado y no morir en el intento. Es mil veces mejor tener 1 diseño chiquito terminado que 10 por la mitad, porque al ver el resultado final te vas a sorprender y vas a querer seguir dibujando! 

Ponete cómoda (o cómodo) y disfruta!

En los cursos presenciales descubrí que cuando algo no sale como esperaban casi siempre se debe a alguna de estas dos razones: o están dibujando incómoda/os, o lo están haciendo a mil por hora (también descubrí que yo hago lo mismo).

Es muy común entusiasmarnos con un dibujo y no darse cuenta que forzamos la mano para hacerla llegar a todos lados, aunque  nos quede incómoda.

Cuando estés dibujando gira la hoja cuantas veces sea necesario para que la mano siempre te quede en una posición natural, así no generas tensión y permitís que las líneas fluyan.

 

No aflojes!

Todos empezamos de cero, con más o menos facilidad, pero la diferencia se hace en la práctica. Cuanto mas tiempo le dediques, mas rápido vas a ver tu evolución. Aunque le puedas dedicar solo un ratito por día o por semana, lo importante es no aflojar!

 

Te regalo una planilla de práctica gratuita para que empieces a dibujar!

Y si tenes ganas de aprender a fondo, aca esta toda la info del curso online