Seleccionar página

¿Qué es el Zentangle?

“Una palabra rara, que no se entiende bien como se pronuncia”
“Los dibujos tipo mandala o garabatos”
“Algo que esta de moda” 
Bueno, te las acepto.. pero dejame contarte un poco mas.

El Zentangle es un método de dibujo muy simple. Muchos lo conocen como un estilo de dibujo, pero los estilos se etiquetan por el resultado final de la obra, no por su proceso creativo, y esto último es lo más importante del Zentangle.
La base de estos diseños es la repetición de formas simples, algo tan fácil como para que tu cabeza descanse y tu creatividad fluya sin límites. No hay errores ni aciertos, entonces… ¿por qué no animarse?
Hay dos cosas que creo indispensables en este método: amigarse con los errores y dibujar sin pensar en el resultado. Tan aplicable a un dibujo como a cualquier experiencia.

Amigate con los errores
Un error es algo que no salió como esperábamos, algo que no es correcto. En el Zentangle no hay lugar para los errores porque cualquier resultado es válido. Cualquier persona puede hacer un círculo perfecto con un compás, pero existen tantos círculos desparejos como manos que los dibujan y esos son los detalles que hacen a cada diseño único. Permitirnos el “error” es permitir que el dibujo tenga personalidad. 

Dejate sorprender
Es fácil frustrarnos si dibujamos pensando en un diseño que ya existe o alguno que nos imaginamos, porque es muy probable que nuestra mano nos lleve a hacer algo distinto. La clave de este método es disfrutar el proceso y para lograrlo lo ideal es pensar en un trazo a la vez. Prestar atención a lo que estamos haciendo en cada instante sin preocuparnos por lo que viene después. Cuanto mas nos relajemos, mejores serán los resultados.

Apto para todo público 
¿Sabes hacer una línea, un punto y una curva? Entonces ya podes empezar a practicar Zentangle.
No hace falta ser artista, diseñador, o saber dibujar. Todos somos creativos y ejercitando la creatividad que todos tenemos (si, ¡todos!) es suficiente para que empiece a fluir. 


No te olvides de dejarme tu mail para recibir información de los cursos!

En mis stories de Instagram @vic.dibuja vas a poder ver un monton de mini tutoriales 🙂 

El Viaje

Hace casi un año se me ocurrió irme al seminario de Zentangle…

Arrancó como una idea medio delirante, después me convencí de poder hacerla realidad, empezó a tomar forma cuando pensé en Ideame, se fue yendo cada vez más lejos cuando pensé en pasar más de 100 días dibujando, y termino de superar cualquier expectativa cuando llegué a Rhode Island. Otra vez acá… sentadita en mi escritorio, tranquila, viendo todo esto como un capítulo cerrado que me hizo crecer de mil maneras, que me hizo feliz y que me dio pie a tantas nuevas ideas y oportunidades como para entender que esto era solo el comienzo.

Para mi viajar es como sacar a orear la cabeza, que le pegue el sol, el viento, que cambie el aire. Y aunque el modo vacaciones sea de lo mejor, cuando viajas con una excusa hay un plus: vivís el lugar de local y eso tiene otro gustito. Eso me paso en Providence, Rhode Island. Un lugar increíble que no se me hubiera ocurrido conocer de no ser por este seminario, que me recibió con una explosión de arcoíris vivientes llamado Gay Prade Parade (admirable), y que me dejó caminar por lugares cero turísticos y con mucho por mostrar.

Ya conté alguna vez que detesto el frío y Providence también se encargó de eso. Unos días increíbles, soleados, cálidos, me pegaba el vientito en la cara cuando me quedaba en uno de los puentes que pasan por arriba del canal (si, de cuento). Saliendo del Downtown y cruzando el canal se armaba un barrio cuesta arriba, con esas casitas de madera que me vuelven loca.

En este contexto me reciben Rick y María, los creadores del método Zentangle, junto a Molly y Martha (hijas de María) y Julie en el Biltmore Hotel, un lujo. El staff funcionaba como una familia, y los 130 participantes del seminario nos sentíamos invitados de honor, todo el tiempo. Ellos se encargaron de que no falte nada y nuestra única tarea era escuchar (traducir, en mi caso) y dibujar. Nos dieron todo lo que necesitábamos para estar enfocadas en eso, desde comidas increíbles hasta todos los materiales necesarios.

¿Qué más se puede pedir? Lo afortunada que me sentí estando ahí me inspiró más que nunca, abrí todos mis sentidos para que no se me escape un solo detalle. Llené mi cabeza y mis ojos con historias y dibujos de personas totalmente distintas, había 17 países transformando las palabras de Molly en dibujos. “No mistakes” era la frase de cabecera, todo es válido y eso solo puede dar grandes resultados. Una experiencia inesperada e inolvidable.

Les dejo la web para que entren y conozcan un poco mas de Zentangle, sus seminarios, y no dejen de leer los beneficios de este método. www.zentangle.com
Mientras tanto, yo voy a estar preparando los contenidos para lanzar los primeros cursos, dejame tu mails si queres enterarte de las fechas y participar!

Largamos

¡Llegó el momento de pedir ayuda!

Llevo 86 días dibujando palabras, y faltan alrededor de 100 mas.
El Desafío Zentangle empezó con el fin de difundir mi trabajo, y sobre la marcha fui encontrando otras ventajas:

  • me permite dedicar un rato de cada día a dibujar, algo que disfruto muchísimo
  • implica un esfuerzo a diario, lo cual me mantiene enfocada en mi objetivo ir al seminario y convertirme en profesora certificada.

Desde hoy, y durante los próximos 58 días, este desafío tiene una nueva tarea: convertir la idea en realidad.
Llegó el momento de agarrarme fuerte de mis gigantescas ganas, para pasar por arriba la vergüenza que me da verme en este video, el miedo que me da invertir tanta energía en algo incierto, y lo difícil que se me hace concentrarme en los números (recursé matemática 3 veces en la UBA hasta aprobarla).

Hoy, dependo de esos numeritos. Para poder asistir al seminario, necesito mucha ayuda. La buena noticia es que tengo mas de 10 recompensas pensadas para quienes me ayuden.

 

Cualquiera sea tu interés y tu posibilidad de colaborar, tenes una manera de hacerlo. Pensé tanto en quienes quieren aprender Zentangle, como en quienes quieren hacer un regalo original, decorar su casa, o llevarse un diseño exclusivo. Podés abonar con tarjeta, transferencia o efectivo desde un Pago Fácil o Rapipago, ¡no hay excusas!.
No sólo te llevás tu recompensa, sino que empezás a ser una parte muy importane de esto. Cada colaboración lo hace posible 🙂
¡Empezó la cuenta regreiva!

¿Cómo ayudarme? 
Ingresá a mi proyecto haciendo clic aquí
Elegí tu recompensa, elegí el medio de pago que te quede mas cómodo y ahora… a esperar. 
Tengo tiempo hasta el 31 de Marzo para recaudar los fondos necesarios. En caso de lograrlo, mi proyecto se concreta y yo me encargo de contactarme con cada colaborador para que reciba su recompensa ( y que elija sus palabras preferidas). 
Caso contrario, si no llego a mi objetivo antes del 31 de Marzo, Ideame devuelve a cada colaborador su dinero, por el mismo medio elegido inicialmente. 

¡Difundilo!
La clave para encontrar gente que quiera aportar, es llegar a ellos. Difundiendo el proyecto también me estas dando una mano enorme 🙂
Compartilo en las redes sociales, o mandáselo por mail a quienes creas que le resulte interesante.

¡¡¡Gracias!!!

Gracias a Facu y Javi de Camride, ellos fueron quienes hicieron el video exactamente como me lo imaginaba. Gracias a Casa Franzi y a Rejunta Coworking por ser los escenarios ideales, y gracias a Hipnic por la camisita que luzco y amo! 

GRACIAS a cada uno de los que estan aportando en el proyecto, gracias, gracias, gracias!!!!!!!

Inscribite y recibí
uno de mis dibujos ¡gratis!

¡Sumate al Newsletter! Recibí novedades y
promos exclusivas para lectores, y un dibujo de yapa.

¡Gracias! No te olvides de chequear tu casilla.